Internet se usa para encontrar información. Cuando te enfrentas a esa búsqueda en Google, u otro buscador, sabes que te va a tocar enfrentarte a un listado desordenado, seleccionar entre los resultados que obtengas y seguramente redefinir la búsqueda varias veces.
En cambio cuando buscas información dentro de un sitio web la expectativa es muy distinta. Por ejemplo, cuando haces una búsqueda en una tienda online, lo que quieres es ser capaz de encontrar cada uno de los productos que cumplen con los requisitos que buscas. En la vida real, si vas a comprar una cámara, entras en una tienda de electrónica y un dependiente te enseña los modelos que tienen en promoción. Hay muchas otras cámaras pero se empeña en venderte una de esas y, a pesar de que, intentas preguntar por aquellas que ves en el pasillo de al lado el dependiente parece empeñado. Al final no compras ninguna cámara y te vas quemado.
Un dependiente debería conocer bien los productos que tiene en venta y ofrecer al cliente lo más adecuado en función de lo que viene buscando. Lo mismo debería pasar en Internet.
El método más normal para facilitar encontrar información es habilitar un buscador en el que el usuario escribe las palabras importantes acerca de lo que busca y el sitio web le devuelve unos resultados. Así funciona Google también.
Pero hay otros modos: la navegación facetada. En 2002 investigadores de la Universidad de Berkley definieron el sistema de facetas aplicado a interfaces web: http://bit.ly/1Am9FU5

We have developed an innovative search interface that allows non-expert users to move through large information spaces in a flexible manner without feeling lost. The design goal was to offer users a 'browsing the shelves' experience seamlessly integrated with focused search.

Categorías y facetas

Es un concepto facil de entender. En vez de dejar que el usuario escoja los términos por los que buscar, les proporcionas un listado de enlaces en los que ir pinchando. Esos enlaces son una lista de atributos, separados por tipo, y con cada clic se van filtrando los resultados. De este modo el usuario no tiene que pensar como expresar en palabras lo que busca y solo tiene que dejarse guiar por lo que le vamos ofreciendo e ir reduciendo la cantidad de resultados hasta llegar a un número aceptable de resultados relevantes.

Aquí puedes ver un ejemplo usando la web de Casa del Libro. La idea es buscar libros para aprender fotografía. Como se ve en la imagen siguiendo el menú de navegación se puede pasar de casi 800.000 resultados a 27 en solo 3 clics.
Facetas Casa del Libro

Resumiendo, la navegación haciendo búsquedas por palabras clave puede ser a veces un lio, no tienes la garantía de que si el contenido existe serás capaz de dar con él. En cambio la navegación facetada va guiando al usuario hasta su destino. Estos son los puntos fuertes de la navegación facetada:

  • Hacer uso de la psicología: para la mente humana es mucho más fácil reconocer objetos (En qué enlace debo pinchar) que intentar recordar esos objetos y traducirlos en pistas (Qué escribo en este cuadro vacío)
  • Controlar las expectativas: normalmente para cada faceta se muestra el número de resultados. Esto permite saber que va a pasar antes de hacer clic y tomar decisiones informadas.
  • Dividir la búsqueda en una serie de búsquedas más pequeñas: en vez de usar una lista de criterios compleja, el visitante lo que hace es ir seleccionando un criterio de cada vez, para ir poco a poco reduciendo la lista de resultados.
  • Orientación: cuando entras en un sitio web, puedes ver de un vistazo la distribución de los objetos según las distintas facetas y esto te sirve para hacerte una idea de lo que ofrece ese sitio web. Si se ha hecho bien la elección del etiquetado de las facetas el visitante se sentirá más cómodo al ver que ese sitio web tiene lo que necesita. Esto responde a la teoría del rastreo de información (Information Foraging) que explica que la mente humana busca áreas de información relacionadas con su objetivo y se irá moviendo entre ellas hasta lograrlo.
  • Evitar llegar a callejones sin salida: no se deben mostrar elementos de navegación que lleven a páginas sin contenido. Esto es bastante contraproducente para el visitante.

Tampoco hay que pensar que la navegación por facetas es la solución definitiva para todo. Este sistema también tiene sus inconvenientes que son totalmente distintos a los de otros sistemas de navegación. Por eso lo mejor es implementar varios y que el usuario escoja el que más le guste o le convenga.
El mayor inconveniente de la navegación facetada es que si se implementa mal no servirá de nada. Estos son los errores más típicos:

  • Nombres de las facetas incorrectos: hay que asegurarse que esos nombres que usamos para representar las agrupaciones en facetas coinciden con los que los usuarios de la web buscan. Normalmente al estar dentro de un negocio, el que sea, se adquiere una visión “viciada” de los conceptos y de la terminología.
  • Atributos comunes: es importante definir bien las facetas. Si se elaboran de modo que algunas sean muy parecidas puede llevar a confusión. No se sabrá bien cual elegir y obligas al visitante a entrar en ambas a revisar el contenido.
  • Listas con demasiados elementos: dar muchas opciones para elegir puede hacer que el visitante se sienta agobiado sin saber cuál escoger. Para evitar esto conviene hacer una agrupación de contenidos más efectiva segmentando en más niveles. Aunque los expertos en UX dicen que el ser humano tiene dificultades para recordar listas de más de 7 elementos desconozco si esto tiene alguna base científica.
  • Etiquetado incorrecto del contenido: si a los contenidos les asignas atributos que realmente no le corresponden estamos desvirtuando el sistema de facetas, asi dejara de ser efectivo. Hay que ser muy estrictos en esto y tener muy clara la visión general de todo el sistema.

La navegación facetada no lo arregla todo pero es un excelente complemento a la navegación por búsquedas con palabras o jerárquica. Haz que la navegación por tu sitio web sea fácil; si un contenido no se puede encontrar es como si no existiese.